lunes, 13 de junio de 2011

EN EL SILENCIO DE MIS MAÑANAS

Se ha parado mi reloj de arena,
el mismo aire que me refresca es el que
desvanece sus agujas imaginarias.

Se ha parado el viento, se ha parado la lluvia,
se ha parado el sol, se ha parado la luna,
se ha parado el dia y se ha parado la noche.

Mis ojos intentan ver para fuera
mis ojos solo pueden ver hacia adentro,
mi cuerpo tiene que abrirse a la vida que queda,
mi cuerpo se cierra ante la vida que se me ha ido.

No quiero cruces, no quiero santos,
no quiero vírgenes, no quiero dioses.

Quiero respuestas, pero no por los que se han ido,
quiero respuestas por los que todavia quedan,
tan desfavorecidos, frágiles,, sólos,,,

Quiero vivir mi dolor con la alegría
de que tal vez, en otra ocasión,
volvamos tú y yo a pelear juntos
y consigamos que sonrisas como la tuya
vuelvan a iluminar el mundo
este mundo tan oscuro hoy.

Déjame llenarme otra vez con tu risa,
déjame correr otra vez hacia tu llanto,
ese llanto que ayer buscaba tu hermana,,
"que sí, mamá, que sí,,,, parecía él...."

En mi bolsillo, otro pañuelo más, mojado.
En mi bolsillo, sigo guardando mis lágrimas.





17 comentarios:

Ana dijo...

Quizas tu hija tenía razón Rosa... Ellos siempre la tienen
Un beso enorme de quien lleva un trocito de vosotros cinco en mi corazon

Anónimo dijo...

UN GRANDISIMO ABRAZO.

Manuela

Alicia dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=L2xDEIOxPOI&feature=share

Laura dijo...

Un abrazo enorme, me repito, Gonzalo debe estar tan orgulloso de su papás y hermanas... Laura

mar dijo...

¡Es tan guapo, tan lindo! Un abrazo, Rosa.

Anónimo dijo...

Sigue luchando por EL... y por ELLOS..
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hay que seguir...Rosa...a pesar de que estés vacía...tus hijas te ayudarán...ellas son aún transparentes y no comprenden el alcance de esta pérdida...agárrate a sus risas, a sus momentos felices...pasará el tiempo y podrás vivir con tu herida...más tranquila...Un abrazo enorme...No hay día en el que no me acuerde de vosotros...
Pilar

Sofia dijo...

Es la primera vez que leo tu blog, solo quiero mandaros a toda tu familia un enorme abrazo y mi mas sincero cariño. A veces uno piensa que no podria sobrevivir a tanto dolor, pero tus hijas te necesitan y por ellas remontareis. Todo nuestro cariño.
Sofia

Anónimo dijo...

No puedo evitar leer cada dia tu blog, sigo sin poder mirar a mi hijo sin pensar en el tuyo...lo siento muchísimo, de verdad, es tan guapo...ojalá tuviera la facilidad en mis palabras para darte ánimo, pero no la tengo. Todo mi cariño para todos vosotros, aquí tienes una amiga para lo que sea.
Yol

Anónimo dijo...

Sigue hablándonos de él...sigue desahogando tu corazón...es una manera de ir curando poco a poco...pasito a paso...Aquí te esperamos cada día, Rosa...sin movernos para escuchar lo que dice tu alma...un beso
Pilar

l dijo...

Y llevando junto a ti este dolor.
Leo

Marta y Michele dijo...

mil besos, familia...

Victoria dijo...

Las lágrimas saladas escuecen en la herida pero también ayudan a curarla. Si necesitas unos bolsillos mas grandes para contener pañuelos yo os coseré unos en forma de corazón para que todas esas lágrimas se guarden en el mismo lugar del que salieron.

Anabel dijo...

Que te puedo decir para poder consolarte??? no existen palabras para tanto dolor...
El tiempo lo cura todo, ojalá algún día puedas mirar hacia el cielo, sonreirle a Gonzalo y estar completamente segura de que El está en medio de vosotros, porque aunque no lo entendamos, saber sentirlo dentro de cada uno de vosotros os ayudará el resto de vuestras vidas...fíjate Rosa yo no pude conocer a mi hermano, pero mi vida está llena de muchas señales de El y las de toda mi familia...

Animo Rosa, tus hijas y tu marido te necesitan, Gonzalo te está dando fuerzas, agárrate a El bien fuerte y pídele ayuda...

Mil bs

Rosario dijo...

Mucho ánimo, tienes un angel guardando a tu familia. Un beso

ARCOIRIS dijo...

un abrazo enorme familia...

Rayza

nie dijo...

Estamos con vosotros día a día y al decir vosotros Gonzalo sigue a vuestro lado. No nos vemos cada día, pero Gonzalo es un angel que desde que subió allí arriba no deja de dar señales, solo el tiempo ayuda a vivir con su no presencia y el dolor. Teneis dos niñas que valen millones, a las que mirar, analizar y querer con ojos de padres, amigo y como Gonzalo si pudiera las miraría.Es un manera de llevar este mal e incomprensible suceso.

Un abrazo muy grande (incluyo a Gonzalo Min q sigue y seguira siendo miembro de vuestra familia aunque sea un angel).