lunes, 20 de junio de 2011

EL VACIO










16 comentarios:

Anónimo dijo...

Oh...! Dios mío!!! Rosa...qué foto tan trágica...qué triste...Rosa querida...qué triste...un beso...no puedo decirte más...lo que te ha pasado, lo que le ha pasado a tu hijo...es...cruel...no debieran morir los niños...nunca...
Pilar

cperez dijo...

ufff... Besos y fuerza!!

Silvia - Desenredando el hilo rojo dijo...

Un abrazo muy pero que muy fuerte, familia. Sin duda una dura imagen. Besotes

Anónimo dijo...

La silla no está vacía !!!! Rosa.... es sólo que Gonzalo está en otro lugar, en los corazones de todos los que le/os queremos

Besos gordos
Carmen (Madrid)

Anónimo dijo...

Rosa, he llegado hasta aquí a través de otros blogs... No suelo comentar nunca, pero vuestra historia me ha dolido tanto que me parece injusto no escribirte, al menos para decirte que al otro lado del ciberespacio hay alguien a quien le ha entrado una llorera al leerte. Lo siento mucho, no tengo palabras de consuelo porque perder un hijo no sé si tiene consuelo posible. Mucho ánimo, enhorabuena por haber sido tan valientes de apostar por Gonzalo a pesar de que el dolor que estáis pasando hoy era una posibilidad que existía desde el principio. Y qué bien que él conoció a su mamá y a su papá, y a sus hermanas. No creo que nadie esté preparado para esta noticia, pero piensa en lo feliz que ha sido con vosotros. (Y por cierto, qué niño más guapo, por favor).
Muchos besos y mucha fuerza.
Laura

Victoria dijo...

Que día tan duro...
otra vez las lágrimas y otra vez a sangrar la herida del alma...
Rosa se fuerte, muchos os queremos y admiramos y se que la herida no se curará nunca, pero aprenderás a vivir con ella.
Nuestro cariño

mar dijo...

No es natural, los niños no deberían dejar esos huecos, es terrible. Un abrazo muy fuerte

Anónimo dijo...

Cuánto dolor...lo siento mucho cielo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Rosa...se que no hay consuelo para tantísimo dolor, pero piensa que en esa silla seguro que fué muy feliz.
Besos

Anónimo dijo...

Amigos... sé que no hay consuelo posible, que el paso del tiempo hace aún más doloroso el vacío, pero si en medio de tanta impotencia os encontrais con fuerzas de subir por el norte, sabéis que estaré encantada de acogeros. Cada día que pasa estamos junto a vosotros. Un beso enorme, Jone

Marta dijo...

Rosa, no se que decirte por que ahora no creo que nada pueda consolarte de ese vacio tan inmenso!. Piensa en sus momentos felices, con vosotros, con sus hermanas. Ese tiempo que compartisteis fué un gran regalo.

Un abrazo muy fuerte

Marta

Marta dijo...

No puedo imaginar un dolor más cruel, más intenso, yo nunca llegue a ponele cara ni abrazarlo y sentía ese frio dentro ese corazón roto, no puedo encontrar palabras de consuelo porque no las hya solo enviarte mi comprensión , mi energía mis deseos de que sigas adelante tienes dos hijas preciosas y te necesitan, creo que solo el tiempo hace que el dolor sea menos intenso mas llevadero, un cariñoso abrazo en tu dolor y muchos animos para superar este duro golpe, tu gonzalo estara siempre en tu corazón su sonrisa lo feliz que fue el tiempo que compartió con ustedes, animo cariño llora grita y enfadate con el mundo pero no te hundas en ese vacío.Marta C

Anónimo dijo...

Que bonito saber que Gonzalo tuvo la oportunidad de ser feliz, de poder tener un lugar en la escuela, de aprender, de saber lo que es el amor puro de una madre. Seguro que escribió su nombre con toda la ilusión del mundo pensando en vosotros!
Me imagino su sonrisa al ver lo orgullosa que estas de el.
Beso enorme
Vi

Anónimo dijo...

Que mezcla tan dura.
Cómo aprovechó el tiempo que estuvo,
cuánto se pudo hacer querer y por tanta gente,
cuánto pudo querer él.
Y ahora, a quién abrazar.
No queda otra, más que abrazar a esas niñas con el cariño que su hermano enseñó.
Tengo ganas de veros, y aunque a vosotros se os hace cada día más dificil si cabe. Nosotros seguimos recordandole y formado parte de vuestra familia, nunca podrá dejar de serlo, es un angel que estuvo y está,

sara dijo...

Rosa, cuanto duele ese vacío, y no es nada comparable a lo que estais sintiendo vosotros.
Un beso enorme. Sara

Mar�a Jos� dijo...

Rosa, cariño, ánimo, que duro es tener que seguir cada día . Besos