sábado, 24 de septiembre de 2011

EL OTOÑO Y EL TROZO DE TELA

Es el primer sábado de otoño. Esta noche ha llovido.
Ya estamos de lleno en la temporada escolar. El inicio del cole para ellas ha sido muy bueno, con muchas ganas. Están contentas. Bueno, Natalia empieza ya con el “esto es un rrrrollo”,, pero en el fondo le gusta, lo sé.
Sigue habiendo una silla vacía y un hueco en la fila. Sigo oyendo “es la mamá de Gonzalo..”
Las niñas irán a la piscina por la mañana, como todos los sábados. Con el refresco de la noche y gracias a la bendita lluvia,, me voy a por un pantalón largo para ellas. Se avecina cambio de armario. Saco los pantalones vaqueros y algo se engancha. Un trozo de tela que me lleva al abismo.
Él ya no está,, y mismo siento como si todavía me estuviera pidiendo la chaqueta,, su chaqueta,, pero ya no está.

11 comentarios:

mar dijo...

jo, Rosa, no sé que decirte. ¡Cuánto dolor!

Travets dijo...

Un abrazo muy fuerte.

Esther

* Gislofam * dijo...

Te abrazo, en silencio, te abrazo....

Irma

jinghai dijo...

el otoño y el cambio de estancio traen nostalgia.te abrazo

Alicia dijo...

Solo intentar que no te sientas sola, que desde la lejania estamos con vosotros.

Bicos.

Anónimo dijo...

QUERIDA ROSA...percibo tu pena, tu desesperanza y tu desagarro...pero,por mucho que lo intentemos, nunca la podremos sentir...solo tú...No sé cuanto tiempo ha de pasar...pero...te encontrarás muchos trocitos de Gonzálo en muchos rincones y lugares...El es inolvidable...Con el tiempo...aprenderás a abrazar esos trocitos sin desgarrarte por dentro...pero...como todo en la vida...hay también que aprender a sanar y curar el propio corazón. Sé de madres que nunca lo lograron, otras sí, unas tardaron más, otras menos...UN FORTÍSIMO ABRAZO y aquí seguimos escuchando tu pena, tu dolor y comprendiéndolo...Besos miles...
Pilar

leo dijo...

Que sepas, que aunque sé que no es consuelo, aquí seguimos llorando contigo, con vosotros, por nuestro pequeño.
Leo

asun dijo...

Un abrazo.......

María dijo...

mis palabras no te cosolarán, pero siempre te mandaré un abrazo.

Anónimo dijo...

Un abrazo enorme,

Diego, Mar y Mario Liang

Laura dijo...

seguro que abrazaste fuerte esa chaqueta y Gonzalo se sintió bien abrigadito por su mamá, como lo está siempre. Un abrazo muy fuerte, Rosa