jueves, 22 de marzo de 2012

NATALIA

No conozco mejor motivo para salir de mi letargo (voluntariamente impuesto).
Quisiera hoy contaros algo de alguien muy especial para mi. Cuando esta gran persona llegó a mi vida, sólo pesaba 2,5 kg. Apenas cabia dentro de su ropita. Tan pequeña por fuera y ya tan grande por dentro.
En el camino hasta hoy, mi niña Natalia ha ido creciendo mucho en su interior. Es generosa, leal, curiosa, inteligente, solidaria, divertida, juguetona..
Cuando está alegre ese capaz de contagiar su vitalidad hasta a las piedras. Cuando algo le apasiona te arrastra hacia su curiosidad. Su afán de superación en todo lo que quiere conseguir es limpio, puro, sin ninguna mala intención. Su inocencia me conmueve.
Con 3 años y medio recorrió medio mundo y se trajo a casa a su compañera y confidente. Su hermana Marta. Lo compartió todo con ella sin titubeos. Todo a cambio de nada, esa es Natalia. Tres años más tarde acogió en sus brazos a su hermano Gonzalo. Dejadme que os diga una cosa, no ha podido tener otras hermanas mejores de las que ha tenido. Con Natalia, su hermano se encontraba seguro y se entregaba a ella inondicionalmente. Confiaba en ella. Cuando le conté a Natalia lo malito que estaba su hermano, las palabras de Natalia fueron un bálsamo hacia mí. Si a su hermana la trató con mucho mimo y cariño, con su hermano me dio toda una lección...siempre estaba pendiente de él,, siempre. Le dio su amor de la forma más dulce y bonita.. "tú vas a caminar porque yo te digo que tú vas a caminar si o si..",, y se lo decia con tanta ilusión, con tanta seguridad,, que estoy segura de que él la entendía,comprendia lo que le queria decir.
Mi chica valiente, que supo despedirlo con una entereza y una valentía fuera de lo normal. Mi chica fuerte que me riñe cuando me ve floja porque me dice que hay que saber llevar las cosas éstas porque "ya no podemos hacer nada más".. Mi chica tierna que me dice constantemente "eres la mejor,, mamá..."
Mi niña vuela cada vez más lejos y será ella quien elija con quien o con quienes. Cuidadmela,, porque para mi cualquier pequeño dolor suyo seria mi agonía. Yo tengo que dejarla ir, tengo que hacerlo, sólo espero que no olvide nunca que yo sigo aquí, callada y quieta. Iré soltando amarras, bueno,, aflojando,, kilómetros de amarras,, pero al otro lado,, yo sigo y seguiré
Hace 9 años nació Natalia, bendito dia.
tan poquita cosa, eras tan poquita cosa
que te cogí entre mis manos como quien coge una rosa
tan poquita cosa, siendo tú tan poca cosa
llenaste mi vida entera, igual que las mariposas llenan la primavera
.....Pasión Vega...

12 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

Me alegro mucho de leerte, Rosa.

¡Mil felicidades para la preciosa Natalia!

Besos :)

Isidro dijo...

Dadle un beso gigantesco a esa moza. Un beso de toda la familia. Isidro y Maruja, Nacho, Álex, María y Fernando.

ALICIA dijo...

Rosa...que alegría saber de vosotros otra vez¡¡¡...muchísimas felicidades a esa niña tan especial...ya veras como iras soltando amarras y veras como ella vuela libre y responsable...le has dado los cimientos adecuados para hacerlo¡¡¡
Alicia

www.elhilorojodealicia.blogspot.com

Silvia - Desenredando el hilo rojo dijo...

¡Muchas felicidades a la princesa!

Cuaderno de Retazos dijo...

Felicidad para tu niña. Qué vértigo verla mayor, abandonar poco a poco la infancia y contemplar su marcha en busca de su camino.

Itsaso

Travets dijo...

Felicidades a Natalia y a todos los que la rodean por tener esa suerte.
Un abrazo,
Esther

Alicia dijo...

Me alegro leerte mamá, Natalia es y será siempre la niña que has tenido en brazos con 2,5 convertida en una preciosa mujercita.

bicos

Victoria dijo...

Felicidades Natalia!
que niña tan guapa y mayor, dentro de cuatro días me la encuentro sentada en el insti! GENIAL!
Estoy segura que ellá será una gran mujer y te pasarás la vida orgullosa de ella. Disfruta de sus 9 añazos (antes de que entre en la adolescencia, jejeje)

Carlos dijo...

Una madre siempre habla maravillas de sus hijos, pero permitirme decir que este caso es muy especial. Primero porque tú, Rosa, no eres una madre normal (tampoco eres anormal... o sí, sí, eres maravillosamente anormal por el coraje de hacer lo que deseas por encima de todo y arrastrando incondicionalmente a todos los que te queremos). Y Natalia también es, es.... especial, muy especial.
Rosa, eres la mejor profesora que conozco para enseñar a volar a Natalia. Tú sabes que tiene que volar, y volará muy alto. Tú, Arturo, Marta, Gon, yo... estaremos siempre ahí dispuestos a empujarla cuando ella lo necesite. Besos

Laura dijo...

De nuevo, muchas felicidades a esa princesa valiente y tan buena.. y un abrazo muy especial a la mamá, qué alegría leerte de nuevo, Rosa...
Laura

Rani dijo...

Me alegra saber de vosotros. Siempre me emocionan tus entradas. Sois una familia maravillosa. Muchas felicidades a esa encantadora persona que tienes como hija

Anónimo dijo...

Se plasmará ahora mi comentario...mi 4º comentario porque el resto no se ha publicado???
Feliz vida Natalia...Feliz todo en tí y los tuyos!!!!
Pilar